Trasplantar cactus

Como todas las plantas, los cactus crecen y, cuando esto sucede, hay que trasplantarlos a una maceta de mayor tamaño.

El trasplante debe hacerse en primavera o verano y cuando la tierra está seca. La maceta debe ser simplemente unos centímetros mayor que la actual, y recomendamos colocar una capa de pequeñas piedras en el fondo de la misma para mejorar el drenaje. No te olvides de usar guantes gruesos de goma dura para evitar pincharte.

Respecto al sustrato, recomendamos comprar uno específico para cactus ya que son plantas que requieren de un mayor drenaje. Por ello, también te recomendamos no colocar un plato bajo la maceta.

¡IMPORTANTE! Cuidado con las raíces de tus cactus para evitar hongos y respeta la altura de tu cactus, es decir, plántalo al mismo nivel al que estaba en la maceta anterior.

Los pasos a seguir son:

  1. Suelta la tierra de tu maceta actual para poder extraer fácilmente tu cactus sin causarle ningún tipo de daño.
  2. Ponte tus guantes y retira el cactus con sus raíces, ten cuidado con ellas y límpialas suavemente con tus propias manos. Si necesitas podar alguna raíz en mal estado, es el momento de hacerlo.
  3. Pon grava en el fondo de tu nueva maceta y algo de sustrato específico para cactus, tras esto, coloca el cactus con cuidado y delicadeza en la maceta, nunca presiones ni aprietes la planta.
  4. Rellena lo que queda de maceta tapando todas las raíces. ¡Trasplante completado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *